LA MUJER CON EPILEPSIA


     La epilepsia es frecuente en la población: una de cada 200 personas la sufre. Las crisis epilépticas aparecen en hombres y mujeres por igual. Sin embargo, en la mujer las crisis epilépticas, o el hecho de tener epilepsia y tratarse con medicaciones, acarrean toda una serie de problemas específicos.

En esta página podrá leer...

Epilepsia y ciclo menstrual
¿Puede tener niños una mujer con epilepsia?
¿Cambia el embarazo la frecuencia de las crisis?
¿Porqué puede aumentar la frecuencia de las crisis durante el embarazo?
¿Se debe de tomar medicación preventiva durante el embarazo?
¿Puede dar de mamar la mujer con epilepsia?
¿Pueden los antiepilépticos provocar malformaciones en el feto?
¿Se pueden detectar las malformaciones antes del nacimiento?
¿Se pueden tomar anticonceptivos con la medicación antiepiléptica?

Recientemente, la Asociación Americana de Neurología ha editado una serie de recomendaciones para el cuidado de la mujer embarazada con epilepsia

 

La epilepsia y el ciclo menstrual

         En algunas mujeres las crisis epilépticas son más frecuentes en los días previos o durante la menstruación, posiblemente en relación a los cambios hormonales. Además, algunas medicaciones pueden alterar el ciclo menstrual normal. Por ejemplo, el ácido valproico, que es una medicación antiepiléptica muy utilizada, puede provocar trastornos menstruales y quistes ováricos. Sin embargo, no se debe atribuir a las medicaciones antiepilépticas o a la propia epilepsia una alteración del ciclo menstrual sin antes visitar al ginecólogo y descartar que no haya otros problemas: recientemente visité a una paciente que había hacía poco tiempo había comenzado a tomar ácido valproico y se quejaba de que la medicación le había hecho engordar y llevaba dos meses sin menstruación: ¡¡estaba embarazada!!.

No se debe atribuir a las medicaciones antiepilépticas o a las propias crisis una alteración del ciclo menstrual sin antes visitar al ginecólogo y descartar que no haya otros problemas

 

¿Puede tener niños una mujer con epilepsia?
embarazada

         ¡¡Absolutamente si!! Las mujeres con epilepsia como cualquier otra mujer puede quedarse embarazada y llevar una familia. Indudablemente hay una serie de problemas específicos de la mujer con epilepsia que hacen que el embarazo deba de ser seguido con visitas más frecuentes tanto al ginecólogo como al neurólogo.

 

¿Cambia el embarazo la frecuencia de las crisis?

         Durante el embarazo las crisis aumentan en alrededor del 15% de las mujeres, disminuyen en otro 25% y se quedan con la misma frecuencia en el 60%. Es difícil de predecir qué mujeres tendrán más o menos crisis y lo que recomiendo es un seguimiento neurológico más frecuente.

 

¿Por qué pueden aumentar las crisis durante el embarazo?

Hay dos motivos principales por los que puede haber un aumento de crisis durante el embarazo:

Nunca se debe de dejar la medicación antiepiléptica durante el embarazo. Cualquier cambio de medicación debe de ser hablado con el neurólogo
Durante el embarazo conviene visitar con frecuencia al neurólogo y hacerse análisis del nivel de medicación en sangre

 

¿Se debe de tomar alguna medicación preventiva durante el embarazo?

         Sí. Se recomienda tomar ácido fólico (5 mg al día) porque reduce el riesgo de malformaciones (espina bífida). Además, en las pacientes tratadas con ciertos fármacos (carbamacepina, fenobarbital, primidona, fenitoina) conviene, aproximadamente desde dos semanas antes de la fecha prevista de parto, tomar vitamina K, para evitar riesgo de hemorragias por falta de esta vitamina.

 

¿Puede dar de mamar la mujer con epilepsia?
lactancia

 

Sí, si ese es su deseo. Pero debe saber que muchos antiepilépticos pasan a la leche en mayor o menor proporción y, dado que el recién nacido no metaboliza bien las medicaciones, el nivel en sangre puede ser alto a pesar de que pase poca por la leche.

El porcentaje aproximado de medicación que pasa por la leche de la madre al niño es:

  • Etosuximida: 94%
  • Primidona: 70%
  • Lamotrigina: 65%
  • Carbamacepina: 41%
  • Fenobarbital: 36%
  • Fenitoina: 18%
  • Vigabatrina: 3,6%
  • Ácido valproico: 2,7%
  • Topiramato: 1,5%
  • Gabapentina, tiagabina y felbamato: desconocido

         La mujer debe valorar por una parte el beneficio que es para el niño ser amamantado (recomendado hoy día por la mayor parte de los pediatras) y por otra el posible riesgo de que al continuar pasando la medicación esta sigua afectando de alguna manera al recién nacido. La Academia Americana de Neurología ha dejado la decisión en manos de la madre dadas las evidentes dificultades por decantarse hacia uno u otro lado.

 

¿Pueden los antiepilépticos provocar malformaciones en el niño en formación?

         Por desgracia sí, aunque poco frecuentemente. La frecuencia de malformaciones congénitas en hijos de mujeres que toman una medicación antiepiléptica es posiblemente entre dos y tres veces mayor que en las mujeres que no tengan epilepsia. Este aumento de la frecuencia de malformaciones no solo se relaciona con las medicaciones sino también con la presencia de crisis durante el embarazo y con la tendencia genética que tenga la madre.

         Muchos antiepilépticos (carbamacepina, ácido valproico, fenobarbital, fenitoina) pueden asociarse a malformaciones. Desconocemos si esto ocurren con los antiepilépticos que se han comercializado en los últimos años (lamotrigina, tiagabina, vigabatrina, gabapentina o topiramato) debido al relativamente corto tiempo que llevan usándose. Por ello, durante el embarazo no se recomienda sustituir un medicamento por otro pensando que el nuevo sea menos perjudicial para el feto, dado que no hay evidencia suficiente de que unos sean peores que otros.

         Las malformaciones más frecuentes provocadas por los antiepilépticos son defectos congénitos cardíacos, paladar o labios abiertos, retraso mental y espina bífida, entre otras.

         Se ha visto que las mujeres que toman solo una medicación tienen menos riesgo de malformaciones en el niño que aquellas que toman varias a dosis altas. Por ello, durante el embarazo es muy recomendable tratarse con una sola medicación antiepiléptica y evitar en lo posible las asociación de medicaciones. Hay que prever el embarazo y hacer los cambios necesarios antes del mismo.

 

¿Se pueden detectar las malformaciones antes del nacimiento?

         Muchas de las malformaciones del niño se pueden detectar antes del nacimiento. Durante la gestación conviene realizar:

 

¿Se pueden tomar pastillas anticonceptivas con la medicación antiepiléptica?

         Algunas medicaciones antiepilépticas (fenitoina, carbamacepina, fenobarbital, primidona, topiramato, oxcarbacepina) se "comen" los anticonceptivos. No es que sean medicaciones incompatibles sino que esos antiepilépticos hacen funcionar más deprisa al hígado y este "lava" más rápido los anticonceptivos. Como consecuencia, la mujer que tome anticonceptivos y esos antiepilépticos no estará protegida de un posible embarazo. En el caso de que se quieran tomar anticonceptivos se recomienda que los tomen con alta dosis de hormona. Los anticonceptivos normales tienen 0,35 microgramos de estrógeno (etinil-estradiol o mestranol), pero si se toman los antiepilépticos mencionados más arriba hay que escoger anticonceptivos con 0,50 microgramos de estrógenos.

         Las benzodiacepinas, ácido valprocio, tiagabina, lamotrigina y gabapentina no interfieren con el metabolismo de los anticonceptivos y son, por tanto, más seguros.

BIBLIOGRAFÍA

  1. S. Arroyo. Tratamiento de la epilepsia en enfermedades médicas, ancianos y gestantes. Rev. Neurol. 1999: 28: 916-924
  2. S. Arroyo. Convulsiones en la mujer gestante. JANO 1999: 62: 681-682
  3. S. Arroyo. Fármacos antiepilépticos. Indicaciones. Dosificación. Niveles plasmáticos. Interacciones medicamentosas. Enfermedad renal y hepática. Gestación y contracepción. En Manual de Terapia en Epilepsias de adultos y ancianos. Editado por G. Cruz-Campo. Pp 27-39 Sociedad Española de Neurología, 1998.
  4. Practice parameter: management issues for women with epilepsy (summary statement). Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology 1998

 

Dr. Santiago Arroyo Neurólogo
Tfno: + 34 93 211 8991
E-mail: sarroyo@epilepsia-bcn.org